LA DIRECCIÓN

08.jpg

Álvaro Arroyo es fundador y director general de Proyecto Espuma.

Deejay profesional desde el año 1999, Productor Musical desde el año 2004, profesor de Deejay y Producción Musical desde el año 2005, organizador de eventos desde el año 2002, fundador y director de los sellos Draft-E Records desde el año 2007 y Nominal Intensity Label desde el año 2009 y Certified Trainer de Steinberg desde el año 2019 además de estar titulado en Operador técnico de Sonido y Producción Musical desde el año 2002, Álvaro Arroyo es la pieza fundamental de nuestra organización.

 

Sus actuaciones en clubs, salas y algunos festivales por toda España en su dilatada trayectoria nunca han dejado a nadie indiferente, sus producciones siempre están en constante evolución, sus trabajos de estudio por encargo tales como mezcla y Mastering cada vez son más solicitados y con mejores resultados, desde el año 2005 ha realizado y sigue realizando talleres, cursos y clases magistrales para Ayuntamientos como los de Santander, Villareal o Granada y en proyector musicales para, por ejemplo, la Fundación Botín.

Siempre está en constantes mejoras en la forma y método de impartir los cursos, en crear nuevas marcas de eventos y en la promoción de un pequeño roster de artistas de Proyecto Espuma entre los que se encuentra el mismo.

 

Su extensa experiencia como docente en sonido y nuevas tecnologías musicales, hace que sea uno de los profesionales más capacitados de España en la formación privada no reglada.
 

 

“ Siempre me he relacionado desde niño con la música en diferentes campos y el mundo del Deejay gracias a mi familia, tuve claro a corta edad que la música era mi vida. Tomé la decisión de profesionalizarme en diferentes áreas del sonido y las nuevas tecnologías musicales para más tarde prepararme para ser formador mientras asentaba mi trayectoria tanto como Dj como de Productor. De este camino nace la idea sobre el año 2000 de crear Proyecto Espuma con la filosofía principal de formar y promocionar a nuevos talentos.
El camino no ha sido fácil ni exento de situaciones complicadas, pero el resultado ha merecido la pena sin duda y soy feliz por ello ”

Álvaro Arroyo